Causas de la epilepsia

Causas de la epilepsia.

Los ataques son producidos por la descarga incontrolada de la energía eléctrica en las células del encéfalo. El electroencefalograma (EEG), utilizado para registrar la actividad eléctrica del encéfalo, sirve como ayuda en el diagnóstico de la epilepsia.

Porqué se origina la epilepsia• Alrededor de la mitad de los pacientes con esta enfermedad no se encuentra ninguna causa que provoque la actividad eléctrica descontrolada, y en tales pacientes la epilepsia se denomina epilepsia idiopática. En el 50% restante se puede identificar una causa subyacente, y la epilepsia se denomina sintomática.

• Cualquier persona puede sufrir una lesión del encéfalo o del sistema nervioso central que provoque epilepsia, algunas de las causas son las lesiones prenatales, las lesiones durante el parto, los tumores cerebrales, los traumatismos de cabeza, la enfermedad cerebrovascular y las infecciones graves durante la infancia.

Anuncios:

• Cierto número de trastornos genéticos, generalmente raros, incluyen en su sintomatología la aparición de ataques recurrentes. Lo que se hereda es el trastorno genérico, no la predisposición a los ataques. En un pequeño porcentaje de casos puede heredarse un tipo anormal de EEG, lo cual aumenta las posibilidades de que se produzca epilepsia, a veces una crisis sigue. Inmediatamente a otra, y produce como resultado una actividad crítica continua. Esta situación (llamada estado epiléptico) puede ser una amenaza para la vida del paciente si las crisis son tonicoclónicas, y generalizadas. Es preciso el tratamiento médico de urgencia para prevenir el paro cardiaco o la insuficiencia respiratoria. En las crisis generalizadas tonicoclónicas, mioclónicas o átonas, el paciente puede hacerse daño al golpearse contra un objeto duro o puntiagudo.

• En otros tipos de ataques como en las ausencias, o en las crisis parciales complejas, el estado epiléptico conlleva periodos prolongados de disminución de la conciencia, que impiden a la persona que se comporte normal.

• Las crisis no tratadas impiden que el paciente lleve una vida aceptable, pero con el tratamiento actual más de 50% de las personas con epilepsia alcanzan un completo control de sus ataques y llevan una vida normal; otro 30% consigue un control parcial de las crisis y puede llevar a cabo la mayoría de las actividades cotidianas.

• Las personas con epilepsia pueden llevar una vida normal, sin embargo, deben saber que el exceso de alcohol, los malos hábitos en las comidas y la falta de descanso pueden precipitar los ataques, en todos los países se les permite conducir a las personas con problemas epilépticos, si no ha tenido crisis por un periodo determinado.

• La persona con ataques mal controlados o desencadenados por un estímulo específico debe limitar sus actividades a fin de evitar el peligro. El paciente epiléptico debe tomar siempre su medicación exactamente como le fue prescrita, e informar al médico de cualquier cambio en la actividad de la crisis, y de los efectos secundarios de los fármacos, de modo que la dosis pueda ser regulada.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: