Cómo consumir ajo

Para gozar de forma efectiva las propiedades del ajo, se aconseja consumirlo crudo, ya que cocido pierde mas del 90% de su efectividad. Sin embargo puede ingerirse también poco cocido, en polvo o en cápsulas.


¿Cómo se consume el ajo?


Cómo comer ajo crudo

Desde el punto de vista médico, las formas más convenientes de consumirlo son:


I. Crudo:

Masticar 1 a 3 dientes por la mañana. Su ingestión puede provocar mal olor corporal y no se puede controlar la cantidad efectiva de principios activos con efectos terapéuticos.

II. Extracto de ajo:

En capsulas o perlas. Tiene la ventaja de no provocar mal olor: corporal y la dosis habitual para conseguir efectos terapéuticos prolongados es de 600 a 900 mg diarios.

III. Decocción de dientes de ajo:

hervir una cabeza de ajo en un litro de agua durante cinco minutos y tomar tres tazas diarias. Se pierde parte de las propiedades, pero se evita parcialmente el mal aliento.

IV. Maceración en vinagre:

Provoca mal olor corporal y su contenido en principios activos es menor que en los casos anteriores.


No obstante, su uso durante espacios de tiempo prolongados puede tener efectos de acumulación en nuestro cuerpo.
Si se busca prevenir algunas enfermedades, los modos de empleo 1, 3 y 4 son los ideales, pero hay que ser constantes. Por el contrario, si se quiere coadyuvar a un tratamiento ya instaurado por el médico, la opción de las perlas o capsulas es la más recomendable.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: