Caída del pelo (alopecia) y su tratamiento casero natural

Se trata de una

enfermedad que no es parasitaria ni contagiosa.

Su aparición suele ir precedida de una gran fatiga intelectual, que a veces se convierte en neurastenia. No obstante, aunque no es frecuente,

gracias a ciertos tratamientos, los cabellos vuelven a crecer.




En qué consiste la alopecia

Alopecia por zonas



Existe asimismo la alopecia por zonas, que es una característica particular de esta enfermedad. Aunque esta aparece en la barba, así como en otras regiones vellosas, como el bigote, las cejas y el pubis, es más habitual en el cuero cabelludo, presentándose en forma de placas redondeadas y ovaladas, de tamaño variable y repartido con irregularidad.
La piel, dentro de esas placas, es blanca, lisa, y sin descamación. A veces presenta unas pieles atrofiadas y pálidas. La alopecia en ocasiones, da una leve sensación de prurito.


Evolución:



• La evolución de esta enfermedad varía de un individuo a otro.
• Las placas pueden estar iguales durante unas semanas o unos meses, para decolorarse después.
• Del mismo modo pueden crecer cabellos, casi siempre blancos.

Anuncios:

Una enfermedad inofensiva:



• Aunque esta enfermedad sea naturalmente inofensiva, puede tener consecuencias psicológicas muy grandes.
• La alopecia debe tratarla un dermatólogo.


Causas



• Sus causa de origen interno, generalmente son nerviosas.
• Mala alimentación.
• Someterse a dietas extremas.
• Consumo de ciertos medicamentos.
• Cambios hormonales.
• Malos hábitos.


Síntomas:



• La caída del cabello.
• O la aparición de las placas.


Tratamiento casero natural:



La herboristería tiene en este caso, como casi en todos, una serie de recetas y tratamientos caseros sumamente útiles, principalmente para la calvicie.

• Prepare una loción a base de 80 gramos de lantana y 20 de ortiga. Se pone a hervir media hora en un litro de agua. Se aplica al cuero cabelludo dando masajes.

• De la misma manera es recomendable la siguiente loción: se toman 50 gramos de esencia de lavanda, 40 de éter sulfúrico y 20 gramos de aceite de clavel. Se echa todo esto en un frasco de medio litro, y se ponen unas hojas de laurel. Deje que macere todo durante 10 días. Esta loción se utiliza para friccionar con energía las zonas desprovistas de cabello.

• Igualmente, recomendamos el siguiente ungüento: 300 gramos de ajos picados, en 200 gramos de alcohol, que se dejaran macerar 8 días. Se aplica al cuero cabelludo dando ligeros masajes, deje que actue 30 minutos y enjuague.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: