Cómo evitar un infarto al corazón

Así se puede evitar un infarto y la angina de pecho. Cada año, más de 70.000 personas sufren en nuestro país un infarto de miocardio, un ataque que puede provocar la muerte de forma inmediata, a medio plazo o dejar lesiones permanentes. Sin embargo, muchos se pueden prevenir. Basta eliminar malos hábitos, adoptar otros saludables y controlar algunos indicadores. Sencillos cambios que, además de proteger tu corazón, contribuirán a mejorar tu salud en general.


Cómo se puede evitar un infarto

Cómo se puede evitar un infarto




Hacer ejercicio:



• de 30 a 45 minutos diarios refuerza las arterias y el corazón, y disminuye la presión arterial, las grasas y el colesterol.


Mantener la línea:



• la obesidad y el sobrepeso se asocian con la mayoría de los factores implicados en la aparición de los problemas cardiovasculares.

Anuncios:

Éntrale a la dieta mediterránea



Esta dieta protege tu corazón gracias a los nutrientes que aporta.

• Vitaminas y minerales de frutas y verduras (cinco raciones al día), legumbres y cereales, mejor integrales.
• Proteínas animales, mejor del pescado (sobre todo azul), carne magra y aves de corral sin piel ni grasa.
• Y una copa de buen vino tinto al día o una cerveza de vez en cuando.


Si a la aspirina:



• Es el fármaco preventivo del infarto por excelencia, al evitar la formación de coágulos.
• La dosis recomendada es de 100 mg. al día. Pero debe tomarse bajo control médico, porque puede ser peligrosa para el estómago, hígado...


Esto es lo que debes controlar:



• Parámetro (max.) de colesterol (200 mg.). Y si te pasas... Se acumula en las paredes de las arterias y las tapona o estrecha.
• Parámetro (max.) de tensión (14-9 mm./hg.). Y si te pasas... La tensión alta aumenta la presión sobre las paredes vasculares.
• Parámetro (max.) de la glucosa (110 mg.). Y si te pasas... Dos de cada tres diabéticos mueren por un accidente cardiovascular.


Controla o deja:



• El tabaco: eleva la presión arterial, reduce la resistencia al ejercicio y aumenta la tendencia a la formación de coágulos. Dejar de fumar reduce a la mitad el riesgo de infarto.
• El estrés: se relaciona con la rotura de las placas y la formación del trombo. Además, actúa como desencadenante de algunas complicaciones.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: