Los tranquilizantes: adicción a los tranquilizantes

Cada vez es más frecuente el abuso y adicción de tranquilizantes e hipnóticos para combatir problemas de ansiedad, estrés o insomnio, especialmente en el caso de mujeres que rondan la cincuentena. Pero lo que casi nunca se toma en cuenta, son los riesgos que representa tomar indiscriminadamente tranquilizantes automedicados.


Riesgos y peligros de los tranquilizantes

Riesgo de adicción a los tranquilizantes:




• En este sentido, se hace hinca pie en los peligros reales de adicción y dependencia diaria de estos fármacos, ya que la respuesta a la sensación de malestar psicológico es, en muchas ocasiones, la medicación.

• Los farmacéuticos también advierten de los riesgos de no acompañar la prescripción de psicofármacos con un tratamiento psicológico adicional.

• A menudo se repiten situaciones en las que el paciente adapta la posología, atendiendo a su percepción subjetiva del problema y finalmente toma una dosis de medicamento superior a la recomendada.

• Además, estos fármacos producen dependencia psicológica y física, por lo que la retirada del fármaco debe ser lenta y progresiva.

• Para finalizar, los tranquilizantes crean adicción en lugar de curar la enfermedad.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: