Síntomas de una quemadura y ¿cómo aliviar una quemadura?

Las quemaduras son lesiones de la piel, de sus anexos y hasta de los músculos y tendones del organismo. Existen tres niveles de quemaduras: Quemaduras de primer, segundo y de tercer grado.

Recuerde que solo se pueden aliviar las quemaduras de primer y segundo grado, ya que las de tercer grado deben ser tratadas de inmediato por un médico.


Síntomas de una quemadura de primer grado



• Enrojecimiento de la piel.
• Inflamación.
• Perdida de los vellos.
• Ardor.
• Dolor.

Anuncios:

Las quemaduras solares son acompañadas además de:



• Dolores de cabeza.
• Fiebre.
• Fátiga.


Síntomas de una quemadura de segundo y tercer grado:



• Ampollas en caso de las quemaduras de segundo grado (éstas no deben reventarse).
• Piel emblanquecida en caso de quemaduras de tercer grado.
• Piel carbonizada o ennegrecida, también en quemaduras de tercer grado.


Cómo tratar una quemadura leve

Cómo aliviar quemaduras:



Como ya se dijo únicamente se pueden aliviar las quemaduras de primer y algunas de segundo grado. Lo primero que tiene que hacer es llevar a cabo lo siguiente:

• Coloque el área afectada bajo el chorro de agua fría, o bien lleve hasta el lugar trapos y una cubeta de agua limpia, lo suficientemente fría; coloque sobre la herida compresas de agua fría, sin que los trapos toquen la piel (esto es de suma importancia).

• Nunca utilice hielo, de lo contrario se puede agravar el problema. Permita que el agua fría desinflame la hinchazón, ya que absorbe el calor que recibió la piel en exceso.

• Recuerde que nunca debe romper las ampollas (en caso de tenerlas).

• Toda vez que el agua fría ha bajado la hinchazón, lave la zona con un jabón neutro (sin frotarlo), sólo con la espuma y enjuague nuevamente con agua fría.


Remedio casero para las quemaduras con árnica:



• Corte abundantes hojas de esta planta, macháquelas con un poco de agua y coloque la mezcla en forma de cataplasma en las partes afectadas. Deje actuar por espacio de 15 minutos y retire con agua fría.

• Repita el tratamiento de dos a tres veces al día en casos de quemaduras muy extremas (sin llegar a las de tercer grado); deje actuar el árnica hasta que la cataplasma seque, retire de igual manera con agua muy fría.

• Este remedio se puede acompañar con el uso de tintura de árnica, que usted mismo puede preparar o bien, que ya puede adquirir en las tiendas naturistas. Sólo coloque después de la cataplasma de árnica unas cuantas gotas de la tintura y deje actuar hasta que vuelva a hacer el lavado y colocar la cataplasma. Recuerde repetir la dosis de tintura toda vez que enjuague la cataplasma.


Para aliviar quemaduras solares:



• El tratamiento puede ser el mismo, o únicamente reducirse a la aplicación de algún gel o crema de árnica, después de baños con agua fría o tibia (nunca caliente), de lo contrario la situación se agravará.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: