Ejercicios para liberar el estrés en la oficina

¿Qué ejercicios puedo hacer en la oficina para liberar el estrés? Los siguientes son movimientos fáciles que liberan tensión, sin tener que levantarte de tu "inseparable" silla de trabajo.

Combate directamente todas las áreas problema que suelen tensarse, como cuello, hombros, espina dorsal y glúteos, sobre todo si pasas ocho horas en tu escritorio de la oficina.
Qué ejercicios puedo hacer para combatir estrés

¿Qué ejercicios puedo hacer en la oficina para liberar el estrés?




Ejercicio 1. Alivia el cuello:



• Sentada, con la espalda bien derechita, coloca tu brazo derecho sobre la cabeza. Dobla el codo derecho y pon esa mano sobre la oreja izquierda.

• Inclina suavemente la cabeza hacia tu hombro derecho para sentir cómo se estira el cuello. Mete un poco la barbilla. Si quieres aumentar la intensidad del estiramiento, separa el brazo izquierdo del cuerpo, pero mantenlo estirado aunque a un nivel mas bajo que tu hombro.

• ¿Aún es poco? Flexiona la muñeca del brazo izquierdo, tus dedos apuntando hacia arriba. Mantén la posición a lo largo de 10 respiraciones, luego regresa lentamente a la posición original y cambia de lado.

Anuncios:

Ejercicio 2. Estira los glúteos:



• Sentada en tu silla con los pies bien pegados al piso, eleva la pierna derecha y cruza el tobillo derecho sobre tu rodilla izquierda. Inhala y endereza la columna, contrayendo el abdomen. Al momento de exhalar, flexiona tu tronco tan al frente como puedas sin que te resulte incómodo.

• Estira un poco mas al frente descansando tus brazos en el escritorio. Sabrás que lo estas haciendo bien cuando sientas esa "incomodidad cómoda" en la parte exterior de tus glúteos.

• Mantén la posición durante al menos cinco respiraciones y regresa a la inicial lentamente mientras exhalas. Cambia de pierna.


Ejercicio 3. Alivia la tensión de la columna y el torso:



• Siéntate en el borde de tu silla con los pies bien pegados al piso. Coloca tu mano derecha en la parte exterior de tu rodilla izquierda y abrázate con tu brazo izquierdo, descansando tu mano en la espalda. Inhala y estira tu columna hacia arriba; al exhalar, voltea lentamente hacia tu izquierda, manteniendo tus músculos abdominales contraídos.

• Mantén la vista hacia tu hombro izquierdo. Con cada inhalación, estírate más hacia arriba y con cada exhalación gira un poco mas. Mantén la posición durante cinco respiraciones y descansa con la última expiración.

• Cambia al otro lado.


Ejercicio 4. Alarga los rotadores de los hombros:



• Siéntate con la espalda recta y eleva tu brazo derecho hacia el frente al nivel de los hombros y con la palma de la mano viendo hacia fuera. Ahora sube tu brazo izquierdo y tuerce la muñeca de tal forma que las dos palmas de las manos se encuentren.

• Estira bien los codos y ahora rota tus hombros hacia atrás a lo largo de cinco a 10 respiraciones; luego cambia de lado.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: