Todo sobre el síndrome premenstrual (SPM)

Características del síndrome premenstrual:


¿Qué es el síndrome premenstrual?



Características del síndrome premenstrual SPM• El síndrome premenstrual es el conjunto de alteraciones físicas, psicológicas y conductuales que perturban la relación de la mujer con su entorno.

• Se agudiza en la fase del ciclo menstrual previa a la regla y se pasa tras la menstruación. En casos graves puede constituir un trastorno psicológico importante e incapacitante.


¿Causas del síndrome premenstrual?



• No existe una causa única y concreta que lo provoque, pero la aparición e intensidad del síndrome premenstrual se relaciona con alteraciones de las hormonas del organismo a varios niveles, hay cierta influencia ambiental y del entorno de la mujer, también existe cierto componente genético-hereditario y nutricional.

Anuncios:

¿Cómo prevenir el síndrome premenstrual?



• Se puede prevenir con cualquier acción que ayude a llevar un estilo de vida más saludable y tranquilo (una buena alimentación sin carencia de vitaminas y minerales y un entorno apropiado laboral y social) puede ayudar a evitar o disminuir la sintomatología.


¿Síntomas del síndrome premenstrual?



• Existen hasta 150 síntomas físicos relacionados con el síndrome premenstrual y otros tantos psicológicos.

• De todos ellos, los síntomas más frecuentes son la tensión dolorosa del abdomen y dolores de distintos tipos como de cabeza, y las articulaciones o en las piernas.

• Con respecto a los síntomas psicológicos, se observa irritabilidad, trastornos del sueño y del apetito, ansiedad y depresión.


¿Es muy frecuente el síndrome premenstrual?



• Afecta a en torno al diez por ciento de las mujeres en edad fértil, aunque esta cifra varía según el tipo de población donde se estudie, debido a la gran cantidad de factores que influyen en su aparición.


Tratamiento para el síndrome premenstrual:



• Aún no se ha encontrado un tratamiento definitivo, pero entre las medidas que pueden ayudar se encuentran los tratamientos farmacológicos (como fármacos hormonales, antiinflamatorios y psiquiátricos), terapias psicológicas, tratamientos quirúrgicos sobre el aparato genital, tratamientos dietéticos, y otros como el aceite de onagra o la práctica de actividad física.


Nota:



Crea un diario y durante tres meses anota el tipo de síntomas y la duración para explicárselos al médico.

• Si sospechas que lo padeces debes acudir al especialista para que te oriente sobre como disminuir los síntomas.

• Los anticonceptivos orales, de uso frecuente entre las mujeres jóvenes, ayudan a disminuir los síntomas.

• Los expertos coinciden en que la terapia psicológica de apoyo a la mujer es fundamental en este tipo de pacientes.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: