Rozaduras al correr: Cómo evitar las rozaduras al correr

La fricción piel con piel y piel con ropa puede ocasionar una irritación rojiza que puede sangrar, picar y hacerte hasta gritar durante tu regaderazo después de correr. La humedad y la sal en el cuerpo lo agravan aún más. Axilas, ingles, a lo largo de la línea del brasier (mujeres) y pezones (hombres) son puntos vulnerables.


Cómo tratar las rozaduras al correr

Cómo evitar las rozaduras:




• Utiliza ropa sin costuras, sin etiquetas y que libere el sudor.
• La talla es importante, una playera holgada posee exceso de material que puede causar irritación; un brasier deportivo muy ajustado puede clavarse en la piel.
• Aplica vaselina, curitas o protectores antes de correr.
• Huméctate después del baño. La piel seca tiende a irritarse más.


Cómo tratar las rozaduras al correr:



• Lava bien la zona con agua y jabón, aplica ungüento antibacterial y cubre con un vendaje.
• Si ya usas vaselina o lubricante, cuentas con la ropa adecuada y las molestias persisten, visita al dermatólogo. Pues es muy común confundir una infección con irritación.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: