Masajes para los pies

Masajes para los pies. Los pies son un conjunto de huesos, músculos y ligamentos trabaja en equipo para soportar nuestro peso mientras nos divertimos bailando o paseando, o cuando cumplimos nuestras obligaciones de la vida cotidiana.

Cómo dar un masaje en los piesPor este motivo en ellos se acumula mucha tensión y los sentimos en ocasiones rígidos o doloridos. Para evitarlo y sentirte bien, busca un tiempo para mimarlos con baños calientes y masajes. Además, en la planta del pie se encuentran concentradas miles de terminaciones nerviosas cuyos extremos opuestos están situados en todo el resto del cuerpo, por lo que masajeando la planta de los pies mejorarás el funcionamiento de todo el organismo.


Cómo dar un masaje en los pies:



• Automasaje: procura no sentarte en posiciones raras para hacerte masajes en los pies a ti mismo. Lo ideal es que te sientes recto y coloques el pie que vas a masajear primero sobre la rodilla contraria. Haz todos los movimientos en un pie y luego en el otro.

• Masajear a otro: puedes optar por hacerlo mientras la persona está tumbada o sentada, pero lo más importante es que el pie que estés masajeando esté apoyado sobre una almohada colocada en tus piernas. Además, debes cuidar tu postura en todo momento para no hacerte daño.

Anuncios:

Aceites para masajes en los pies:



• Usa aceite para dar masaje. El aceite ayuda a que las manos toquen la piel suavemente eliminando la fricción. Puedes usar aceites ligeros como el de almendra, y para hacer la experiencia más especial, añade 1 o 2 gotas de aceite esencial de:

     » Menta (pies cansados).
     » Harpagofito (pies hinchados).
     » Árbol del té (pies con olor fuerte).


Masajes para los pies según sea cada caso:



Dependiendo del momento del día y de las necesidades particulares, puedes elegir uno de los siguientes masajes. Pero, recuerda, empieza siempre esparciendo un aceite por todo el pie:

Masaje para los pies por la mañana: activa y despierta tu organismo para afrontar el día con energía. Cómo:
a) Fricciona el borde interno de los pies con los nudillos de manera rítmica y vigorosa.
b) Con el puño cerrado golpea toda la planta del pie.
c) Entrelaza los dedos de la mano con los del pie y haz círculos girando suavemente el tobillo.
d) Finalmente, presiona con los pulgares un punto que se encuentra en la planta del pie, en la parte central del tercio superior (foto izquierda).


Masaje para los pies al llegar del trabajo:

descansa la mente y cambia de ritmo para poder disfrutar del tiempo con tus amigos y la familia. Cómo:

a) Con el índice y el pulgar, aprieta la punta de cada uno de los dedos 3 veces.
b) Masajea toda la superficie de cada dedo, incluyendo los laterales, comenzando por el pequeño y terminando con el gordo.
c) Tira de cada uno de los dedos.
d) Finalmente, usa el dedo pulgar para recorrer todo el borde externo del pie, subiendo y bajando varias veces.

Masaje para los pies después de hacer deporte:

Evita dolores de sobrecarga que con el tiempo pueden transformarse en lesiones. Cómo: a) Comienza tomando todo el pie entre las 2 manos y apretándolo en diferentes partes.

b) Agarra el dorso del pie para estirarlo hacia abajo, hacia arriba y hacia los lados. 3. Masajea con la yema de los dedos la parte interna y externa del tobillo.
c) Finalmente, presiona y masajea el arco interno del pie.


Masaje para los pies tras un día de compras:

Relaja y alivia tus pies de cualquier tensión que se haya acumulado en ellos. Como:

a) Comienza masajeando el tendón de Aquiles y toda la superficie del talón.
b) Coloca una mano en el dorso del pie y, con el puño de la otra, haz círculos con los nudillos por toda la planta del pie.
c) Apoya todos los dedos en el talón de la mano y flexiónalos hacia arriba.
d) Masajea todo el arco interno del pie.


Masaje para los pies para descansar de los tacones:

vuelve a activar tu circulación para que no se te hinchen los pies y moviliza las articulaciones para que no queden entumecidas. Cómo:

a) Agarra el pie con las 2 manos, de manera que los pulgares queden juntos en el dorso y los demás dedos en la planta del pie. Luego aprieta varias veces la planta a la vez que flexionas hacia abajo los dedos del pie con los pulgares.
b) Con las yemas de los pulgares, dibuja varias líneas en el dorso del pie que vayan desde los dedos hasta el tobillo.
c) Con una mano toma el tobillo y con la otra los dedos y desliza esta última lentamente hacia el tobillo apretando con cierta intensidad.
d) Estira hacia arriba y hacia abajo y gira cada uno de los dedos.


Masaje para los pies por la noche:

procura un sueño reparador mejorando las acciones depurativas que se llevan a cabo mientras dormimos. Cómo:

a) Esparce la crema o el aceite por todo el pie, incluyendo el tobillo.
b) Busca los puntos correspondientes a los órganos depurativos (hígado, intestino grueso y riñones) en la foto izquierda.
c) Masajea estos puntos con el pulgar en sentido de las agujas del reloj durante al menos un minuto en cada uno.
d) Finalmente, usa tus pulgares para masajear toda la planta del pie desde el talón hasta los dedos.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: