Porqué es bueno desayunar

¿Cómo debe ser el desayuno? La importancia de desayunar bien. ¿Cómo tener un buen desayuno?

Se ha descubierto que un 66 por ciento de los niños entre uno y tres años toma un desayuno inadecuado y mas de la mitad de los chicos de entre cuatro y doce años no desayuna de forma correcta (uno de cada tres no toma fruta y casi la mitad no toma lácteos). Pero lo peor es que según vamos creciendo la cosa no mejora, en el caso de los adultos (19-49 años), solo un 3.4 por ciento tomaba un desayuno ideal.

La importancia de desayunar bien

¿Cómo debe ser el desayuno?



• Lo primero que se debe hacer es tomarse más tiempo para desayunar y, si es posible, hacerlo acompañado. Ya que un 80 por ciento de las personas reconocen desayunar en menos de diez minutos, al mismo tiempo, un 62 por ciento, come solo.

• Al desayuno hay que dedicarle, como mínimo, quince minutos, hacerlo en compañía y que este debe aportar entre el 20 y el 25 por ciento de las calorías diarias.

• Un desayuno equilibrado y completo debe contener:
     » 1 lácteo (leche, yogur o queso fresco).
     » 1 cereal (pan, cereales de desayuno o galletas sencillas) y;
     » 1 pieza de fruta.
     » Como complemento adicional podemos añadir aceite de oliva, un poco de mermelada o algo de jamón o queso o frutos secos.

Anuncios:

La importancia de desayunar bien:



• El desayuno sirve para romper el ayuno después de casi ocho horas sin comer y de que nuestros depósitos de energía estén casi vacios, por ello, desayunar correctamente contribuye en nuestro rendimiento físico e intelectual.

• El desayuna nos ayuda a tener una correcta distribución de las calorías a lo largo del día. De hecho, las personas que no desayunan tienen un mayor riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad, ya que llegaremos a las siguientes comidas con más hambre y voracidad.

• Este momento del día es perfecto para aportar a nuestro organismo vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, nutrientes importantes para nuestra salud, que conseguiremos tomando algo del grupo de los lácteos, cereales y fruta.


Cómo tener un buen desayuno:



• Aunque se vea difícil no lo es. Al igual que planificas los menús de comidas y cenas de la semana, añade al cuadro el desayuno, así sabrás de antemano lo que hay que preparar y de lo que dispones en la despensa.

• Antes de acostarte, prepara la mesa del desayuno con aquello que no necesite refrigeración y así al levantarte lo tendrás más o menos todo puesto y tendrás una cálida bienvenida nada más entrar en la cocina.

• Probar cosas nuevas o variar las de toda la vida siempre alegra al estómago y al paladar, prueba a variar cada día uno o dos alimentos para que cada día tomes algo distinto y siempre te apetezca ir a desayunar.

• Además, de forma ocasional o para celebrar alguna ocasión especial, podéis tomar galletas de chocolate o hacer repostería casera.

• En el caso de los productos dulces (azúcar, mermelada, miel o cacao) estos se pueden combinar entre si diferentes días, en cantidades moderadas, ya sea untados en pan o sobre cereales de desayuno o en la leche.

• Si no hay pan, tienes otros alimentos para sustituirlo, por ejemplo, los cereales ricos en fibra, los copos de maíz, el pan de molde, los biscotes o unas galletas sencillas.

• A falta de leche, puedes sustituirla por dos yogures naturales desnatados o por una cuajada o por un poco de queso blanco fresco.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: