Alimentos que debe consumir una madre lactante

Una madre que desea ver cómo su bebé se cría fuerte y sano, debe comenzar por cuidar de sí misma.

Alimentación durante la lactancia maternaSobre la lactancia influyen diversos factores que la madre debe tener en cuenta: no solo es importante que coma para dos, sino que se encuentre en buen estado de salud desde el punto de vista psíquico. Aunque la secreción láctea depende en gran medida de lo que come la madre, algunos estudios llevados a cabo en los países más pobres del tercer mundo han permitido llegar a la conclusión de que aunque la mujer está mal nutrida, puede llegar a producir una cantidad suficiente para cubrir las necesidades de su bebe a expensas de su propia salud.

La naturaleza ha previsto mecanismos de ajuste para que la secreción láctea se adecue a las necesidades del bebé. Por lo tanto, no existen leches buenas o malas; simplemente suficientes o insuficientes.

Anuncios:

Para que la lecha resulte agradable y nutritiva, es importante que durante la lactancia la madre se alimente correctamente.


Alimentación de la madre que amamanta:



Si desde el embarazo la mujer se ha acostumbrado a hacer una dieta rica y variada, no es necesario que introduzca demasiados cambios por el hecho de que está amamantando.

• Debe continuar comiendo de acuerdo con sus gustos y costumbres; sin embargo, debe recordar ingerir unas 500 calorías más que durante el embarazo.

• Hay que beber más de 2 litros de líquidos, de los cuales por lo menos uno sea de leche. Para segregar la leche el organismo femenino necesitara más líquidos; en consecuencia, es conveniente que beba alrededor de unos 2.5 litros al día. De ellos, es preferible que un litro sea de leche, la principal fuente de calcio. La madre que amamanta también puede tomar jugos de frutas que le aportarán vitaminas del grupo B y C, además de minerales.

• En la alimentación no deben faltar las proteínas, sobre todo las de primera calidad; éstas se encuentran sobre todo en la carne, la leche y los huevos. Conviene que tome entre 60 y 80 gramos de proteínas, 80 gr. de lípidos y 340 de carbohidratos, la principal fuente de energía.

• Salvo el alcohol y el tabaco, ningún alimento es perjudicial para el bebé. Sin embargo, el saber poco agradable de alguno de ellos pasa a la leche; este es el motivo por el cual pesan sobre las madres muchas prohibiciones respecto a lo que pueden o no pueden comer mientras amamantan. Algunas de ellas -más bien pocas- tienen su razón de ser: no conviene comer ajos, espárragos o coles, no porque le produzcan flatulencias al bebé, sino porque dan a la leche un sabor desagradable.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: