Los principales antioxidantes

VITAMINA E. Se la llama la vitamina de la juventud y está considerada la sustancia antioxidante por excelencia. Neutraliza los radicales libres originados por la excesiva exposición al sol, por el tabaco, por el estrés y diversos factores ambientales. Los alimentos la poseen en cantidades mínimas.

Donde encontrarla. Está presente en mayor proporción en el germen de trigo, en los cereales de grano entero, el aceite de oliva, los vegetales de hoja verde y los frutos secos.


VITAMINA C. Su acción resulta esencial en la síntesis del colágeno, responsable de mantener la elasticidad de la piel. También posee propiedades suavizantes y contribuye a acelerar el proceso de renovación de las capas superficiales de la piel (algo así como un procedimiento de peeling natural).

Donde encontrarla. Se encuentra principalmente en los cítricos, el kiwi, el repollo, la fresa, el pimiento verde, la coliflor, las espinacas y los tomates crudos.

Anuncios:

VITAMINA D. Resulta imprescindible para la calcificación de los huesos y la buena salud de las uñas. Absorbe calcio y fósforo, dos de los minerales fundamentales en el mantenimiento de los huesos, las mías y el adecuado estado del cuerpo en general.

Donde encontrarla. En el aceite de hígado de pescado, las sardinas, los arenques, salmón, atún, hígado, leche, mantequilla y yema de huevo.


BETACAROTENO. Es una de las sustancias precursoras de la vita-mina A. Al ingerirla, el cuerpo la absorbe sin provocar cambios y va directamente en busca de los radicales libres. Solamente una pequeña parte se transforma dentro del hígado en vitamina A. Interviene en el buen mantenimiento de la piel, las uñas y el cabello.

Donde encontrarlo. Está presente en los vegetales de color amarillo (albaricoque, melón, melocotón) o rojo (tomate, sandia), y también en las hojas de color verde oscuro como las espinacas, las acelgas o las coles de Bruselas.


FLAVONOIDES. Son estructuras moleculares presente en los pigmentos de los vegetales. Los procedentes de la alimentación fortalecen el sistema inmunológico y reducen el riesgo de ataques cardiacos.

Donde encontrarlos. Principalmente en frutas y vegetales, aunque también predominan en el té (sobretodo té verde) y en el vino. Asimismo, se hallan en las semillas de uva, en el arándano, en el cardo y en otros alimentos vegetales.


SELENIO. Es uno de los "socios" más fieles de la vitamina E y entre sus cualidades destaca que otorga resistencia a las células del organismo. Sin embargo, es el más tóxico de los minerales: su ingestión en dosis elevadas se manifiesta con pérdida de cabello, alteración de las uñas y los dientes, náuseas, vómitos y aliento a leche agria.

Donde encontrarlo. En el pescado, el hígado, los cereales y los productos lácteos.

COENZIMA Q10. Es una de las nuevas "estrellas" de los tratamientos antioxidantes. Se trata de una sustancia natural que produce el cuerpo y que se encarga de neutralizar los radicales libres. Conviene, especialmente, consultar su con-sumo con el medico, porque puede intensificar el efecto de algunos medicamentos anticoagulantes.

Donde encontrarla. En los pescados azules (como la caballa, la sardina o el salmón) y en las vísceras: corazón, hígado, riñones.


ZINC. La piel reseca, el cabello frágil y las uñas quebradizas pueden reflejar la baja cantidad de este micronutriente en el organismo. Este mineral interviene en la curación de las lesiones en los deportistas, puesto que resulta esencial para la reparación y el crecimiento delos tejidos. Y favorece el desarrollo inmunológico.

Donde encontrarlo. Carne roja, huevos, marisco, legumbres y frutos secos, especialmente cacahuetes y semillas de girasol.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: