Mitos sobre la sal

¿Es buena la sal yodada?

Uno de los alimentos cuyo consumo despierta mayores controversias es la sal: que si no es bueno tomarla, que si hace engordar, que si la yodada es mejor... veamos lo siguiente.

Preguntas sobre la sal

Mitos de la sal:




¿Se puede vivir sin sal?



• No. Un adulto debe consumir un mínimo de 2 g de sal por día (lo ideal son unos 6-8 g); de lo contrario, su salud puede estar en peligro.
• El sodio y el cloro que forman la sal son esenciales para numerosas funciones del organismo como la regulación de la presión sanguínea.
• Pero ten en cuenta que muchos alimentos ya llevan sal incorporada, por lo que no conviene que abuses del salero.

Anuncios:

Una persona sana puede salar la comida a voluntad:



• Si. Pero sólo a priori.
• Un exceso de sal puede tener un efecto hipertensor, posible origen de accidentes cardiovasculares.
• Los hipertensos pueden optar por consumir sales pobres en sodio.


¿Es buena la sal yodada?



• Si. El yodo es esencial para que el organismo fabrique las hormonas tiroideas.
• Si el agua de una zona geográfica es pobre en yodo o el consumo de pescado es reducido, pueden surgir déficits, que se disminuyen consumiendo esta sal.
• Del mismo modo existe la sal yodada y con flúor.


¿La sal engorda?



• No. La sal no tiene ningún valor calórico.
• Lo que si es cierto es que contribuye a retener líquidos. Si eres propenso a ello, reduce su ingesta y no bebas aguas ricas en sodio.


¿Los deportistas necesitan más sal?



• Si. Sobre todo los que practican deportes de resistencia, ya que transpiran más.
• La sal les permite almacenar el agua (su déficit puede ser el origen de calambres).


Algunos tratamientos requieren un régimen sin sal:



• Si. Las personas que siguen una terapia a base de cortisona o contra la hipertensión deben reducir al mínimo la sal e intentar tomarla a través de los alimentos.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: